martes, 17 de abril de 2012

DESOCUPACION - Es la economía, estúpido !!

No Más Desocupación con la Red Laboral Solidaria - RELASOL - R.L.S.



  LA CELEBRE FRASE

Profetizada por  James Carville, asesor del demócrata Bill Clinton en la campaña que en 1992 le impulsó desde la gobernación de Arkansas hasta el Despacho Oval de la Casa Blanca.

En esas circunstancias, James Carville, estratega de la campaña electoral de Bill Clinton, señaló que éste debía enfocarse sobre cuestiones más relacionadas con la vida cotidiana de los ciudadanos y sus necesidades más inmediatas.  

Aunque la frase fue solo un recordatorio interno, se convirtió en una especie de eslogan no oficial de la campaña de Clinton, que resultó decisivo para modificar la relación de fuerzas y derrotar a Bush, algo impensable poco antes.

Carville pegó un cartel en las oficinas centrales con tres puntos escritos:

1. Cambio vs. más de lo mismo.
2. La economía, estúpido.
3. No olvidar el sistema de salud.

Clinton ganó aquella campaña y la frase  «Es la economía, estúpido»  se popularizó tanto que incluyó variantes y ha sido utilizada un millón de veces en titulares, incluido, como ya habrán comprobado, este.

Los españoles no se quitan la crisis de encima y el mensaje es recurrente. Además, la experiencia de estos tres últimos años ha demostrado que casi todos los gobiernos han sido arrasados por la coyuntura económica.

Pero sin embargo escuchamos en España a los políticos y a los formadores de opinión proclamando que la primera prioridad es  ACABAR CON EL PARO  pero cuando se les pregunta  ¿COMO?  Responden a coro :

 
      “… Se debe controlar el déficit y ello provocará el entorno para la creación de empleo …”


Debemos recordar esa frase a nuestros flamantes  políticos-directivos, indicándoles que esa respuesta es  TOTALMENTE EQUIVOCADA  para que no caigan en el lamentable error que cometiera Bush.

El partido político en el gobierno debería pegar un cartel en cada una de sus sedes con tres puntos escritos:

1. Cambio vs. más de lo mismo.
2. La economía, estúpido.
3. No olvidar  la desocupación.

Por un lado dijimos en nuestro primer artículo:

“… definitivamente podemos afirmar que la desocupación es generada en gran medida por la absoluta expectativa de que el capital genere de por sí empleo.

Dicha expectativa o dependencia es la esencia del capitalismo actual y de los respectivos desequilibrios que dicho capital va generando "crisis a crisis", no solo en lo social, sino también en los productivo, financiero y gubernamental …”

Y por otro lado difundimos una fábula que introducía a dos grupos sociales:

“… doña María  que tiene a su esposo y sus dos hijos en paro, por más que ellos se lo expliquen no llega a entender la posibilidad que este proyecto acabe con el dolor que lleva en su corazón.

Y doña Rosa  que tiene a su marido ex-diputado con generoso retiro, y a su hijo dueño de una PYME y su hija abogada con despacho, por más que entre ellos comenten el tema asiduamente; no llegan a comprender la posibilidad que este proyecto les brinda de  ayudar a doña María. …”

Pues aquí introduciremos un actor social adicional:

 “… deberían ser los directivos y propietarios de las industrias y las PYMES …”

Estos últimos son los que, si como dicen políticos y formadores de opinión se controla el déficit; automáticamente comenzaría a generar puestos de trabajo.

Situémonos por un instante dentro de las faldas o pantalones de estos individuos …

“… los últimos 5 años estuvimos acortando la plantilla, disminuyendo gastos, reduciendo inversiones, etc .. todo ello provocado por la  FEROZ CONTRACCION  de nuestras ventas o prestaciones de servicios; provocada por el incremento del paro que excluyó a  5.273.600 personas del consumo y atemorizó a otros tantos millones incitándolos a no GASTAR o COMPRAR.

¿Qué debería suceder para que nuestra actitud girara 360º y comenzáramos a contratar personal?

Pues sencillamente que observáramos que nuestras ventas  GRADUALMENTE SE INCREMENTARAN. Situación que  SI Y  SOLO SI  se produciría si los millones de individuos excluidos del consumo comenzaran a comprar y gastar nuevamente y que además Bancos, Cajas e Instituciones financieras comenzaran a abrir el grifo del crédito …”

O sea que de los tres grupos sociales nombrados; únicamente se debería tener en cuenta a  DOÑA ROSA. Y allí es donde centra su actitud la Red Laboral Solidaria como explicaremos en la MORALEJA de nuestra Fábula.

La misma describe a un  inmenso cubo (la sociedad industrial) que se va llenando de agua (la población económicamente activa), a través de un estrecho canal que la conduce.

Esta  agua  que fue poco a poco sumándose al cubo comenzó a crear el círculo virtuoso de la riqueza.

Pero toda historia idílica como ésta puede llegar a tener un derrotero catastrófico; y ésta por cierto lo tuvo.

A través de ávidas manos de financistas, brockers, empresarios poco escrupulosos, etc, etc... se comenzó a  perforar una y otra vez el cubo  derramándose el agua en el  fango  de la desocupación, los aparcados y los quebrados; al mismo tiempo que se  estrechaba más y más  la boca del canal que la conduce.

Desde 1960 y sobre todo en los últimos 17 años, cada nueva crisis agregó una nueva perforación al cubo hasta convertirlo en un queso gruyere.

Y a pesar de mucho intentos que trataron de sellar estos agujeros; se taparon algunos pero aparecieron  muchos más  con cada nueva crisis.


                      BE FOCUS MY FRIEND...  Sí es cierto, debemos enfocar el problema para
                                                                   de ese modo encontrar la solución....


“… Pues lo que deberíamos hacer es colocar un  gran cántaro  debajo del cubo perforado, que recolecte toda el agua que se derrama.

Acto seguido se irá inclinando periódicamente el cántaro para traspasar su contenido a una vasija solidaria (Red Laboral Solidaria) que de esa forma regrese una y otra vez el agua derramada al cubo perforado …”



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada