miércoles, 26 de septiembre de 2012

EEUU y la Desocupación - Parte II

No Más Desocupación con la Red Laboral Solidaria - RELASOL - R.L.S.



   DESOCUPACION en EEUU. y su Déficit Comercial.


  Déficit Comercial y Generación de Empleo

El mayor desafío al que se enfrenta actualmente la economía de EEUU es la creación de puestos de trabajo.

Pese a los enormes estímulos fiscales e inyecciones de liquidez sin precedentes, “el desempleo continúa empecinadamente elevado”.

Los legisladores tantean ahora soluciones que no eleven la deuda nacional hasta niveles alarmantes, y debaten si:  “es más efectivo reducir impuestos o aumentar gastos”.

No obstante, parecen haber pasado por alto una gran solución que no habría incrementado la deuda, y de hecho probablemente la reduciría: “recortar el déficit comercial”.

Resulta sorprendente que la gente no esté luchando para que el déficit comercial vuelva a ser como antes.

Quizás simplemente es que se han acostumbrado a ello.

No es algo nuevo, y no parece que antes dañase a la economía de EEUU (pese a la histeria con Japón en la década de 1980), por lo que puede haber escepticismo sobre el hecho de que ahora sí esté dañando al crecimiento del país.

Sin embargo, a ese punto de vista le falta tener en cuenta que el entorno económico actual es totalmente distinto, y que a diferencia de antes cada dólar de déficit comercial equivale ahora a un dólar de estímulo negativo.

Para entender el por qué se tiene que “analizar el déficit comercial desde la perspectiva del flujo de fondos”.

Cuando EEUU tiene déficit comercial, el dinero que gastan los estadounidenses en bienes y servicios “sale del país en lugar de ir a parar a manos de otros estadounidenses”.

Si el dinero fluye hacia otros estadounidenses, “aumenta el empleo entre ciudadanos de EEUU”, que a su vez ahorran parte de ese dinero y gastan lo demás (ayudando así a más conciudadanos).

Pero cuando hay déficit comercial y el dinero sale de EEUU, “no hay gasto interior ni ahorros que reviertan en los estadounidenses”.

Hasta ahora, el déficit comercial parecía más bien un antiestímulo económico.

Sin embargo, el dinero que sale hacia afuera encuentra el modo de regresar al sistema bancario de EEUU. Eso es así porque los gobiernos extranjeros compran esos dólares a sus exportadores a cambio de divisa local, y los invierten a su vez en activos denominados en dólares, principalmente bonos del Tesoro de EEUU.

En épocas normales, el sistema bancario de EEUU “presta este dinero para el consumo e inversiones de sus ciudadanos”, sustituyendo en buena medida el gasto directo perdido debido al dinero que fluye fuera del país.

Este gasto está basado en los créditos, no en el gasto directo, pero al fin y al cabo es consumo que da trabajo a los estadounidenses. Cuando el crédito se expande, por lo tanto, el déficit comercial no parece ser un antiestímulo.


  Estallido de la BURBUJA ECONOMICA

El problema con el actual panorama económico es que “el sistema bancario de EEUU no está funcionando como lo hace normalmente”.

En tiempos normales, los bancos quieren dejar dinero y los consumidores y empresas quieren pedirlo prestado.

Hoy en día, tras el estallido de la burbuja económica, a los bancos les preocupa prestar dinero, los consumidores todavía están en proceso de pago de sus deudas y las empresas no tienen confianza como para pedir dinero para hacer inversiones. 

El déficit comercial está provocando una caída en el gasto directo que ya no se equilibra con el gasto financiado con créditos. El resultado es simplemente una caída en el gasto.


  Necesidad de Exportación en EEUU.

El estímulo negativo que esto supone es enorme. Tras dispararse y remitir en la década de 1980, el déficit comercial de EEUU ha pasado en los últimos 20 años “desde el 1 por ciento del PIB hasta casi el 5 por ciento actual”

Tan sólo el déficit comercial con China alcanzó el año pasado un récord histórico, el 2 por ciento del PIB, lo que significa más del 40 por ciento del déficit comercial global de EEUU. 

Si se incluyen sus socios comerciales regionales, se podría decir que China representa el 50 por ciento del déficit comercial de EEUU.

Actualmente EEUU importa más de Europa (382.000 millones de dólares) que de China (365.000 millones de dólares), pero la diferencia es que Europa también hace compras sustanciales a EEUU (286.000 millones de dólares), mientras que China no lo hace (92.000 millones de dólares). 

De hecho, las importaciones de China son cuatro veces más que las exportaciones. Este ratio es del 1,3 para Europa; del 1,4 para Canadá y del 1,1 para México (los otros principales socios comerciales de EEUU). 

Este desequilibrio en la balanza tiene su raíz en que China mantiene su divisa frente al dólar de una manera artificialmente baja. Algunos echan la culpa de la situación a los subsidios a las exportaciones, a las barreras a las importaciones, al bajo consumo o a los bajos costes laborales en China. 

Todo eso es cierto. No obstante, si su Banco Central no actuase, los exportadores chinos venderían sus dólares en el mercado abierto para comprar renminbi, y el renminbi se apreciaría, haciendo así que las importaciones de EEUU se encareciesen y las exportaciones se abaratasen, hasta alcanzar los dos la paridad.

Pero en lugar de eso, el Banco Central de China imprime renminbi para comprar dólares y los acumula, para invertirlos en activos como los Bonos del Tesoro estadounidense. Los socios comerciales regionales de China hacen lo mismo, en parte alentados por su ejemplo y en parte para seguir siendo competitivos con ella.

Las compras de bonos de EEUU por parte de China, al igual que las que hace la FED, están reactivando la economía, puesto que ya hay bastante liquidez en el sistema bancario que no se está traduciendo en más préstamos. 

Lo que EEUU necesita ahora urgentemente de China no es ayuda con la flexibilización cuantitativa, sino más compras de bienes y servicios estadounidenses. 

O dicho de otra forma EEUU necesita aumentar sus exportaciones; y no sólo aportará más puestos de trabajo, sino que generará el ahorro privado que ayudará a los consumidores a devolver su deuda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada